Tallos de romero, arrayán, flores de maíz, sigse, trigo, laurel, ciprés, entre otras especies vegetales, son alternativas para la confección de los tradicionales ramos de Semana Santa.

El objetivo es prevenir la tala de palma de cera, arbusto de cuyas hojas se hacen los adornos para los actos litúrgicos del Domingo de Ramos.

Así, el Ministerio del Ambiente (MAE) impulsa la campaña Domingo de Ramos en Conservación.

“Consiste en brindar alternativas al uso de la palma de cera y a la palma de ramos. Ambas son especies en peligro de extinción”, dijo Diego Bastidas, coordinador zonal 3 del MAE.

A más de esto, el funcionario recalcó que estos arbustos son el hábitat del perico cachetidorado y el loro ojiamarillo, aves que también están en riesgo de desaparecer.

La Diócesis de Ambato, Gobernación y Policía Nacional apoyan la iniciativa, misma que tiene dos fases. La primera es preventiva.

“Hace un mes, el misal en la mayoría de las iglesias católicas de la urbe contiene mensajes de protección a la naturaleza. Los mensajes están basados en la encíclica medioambiental ‘Laudato Si’”, dijo Bernardino Núñez, vicario de la Diócesis de Ambato.

Hace dos semanas en los mercados Urbina, Colón, 1 de Mayo, Simón Bolívar, entre otros, se expenden los productos sustitutivos para la elaboración de los ramos que se usarán este domingo en las procesiones.

En los centros de abastos, además, se realiza la segunda fase de la campaña, que consiste en operativos para evitar la venta de las palmas. Estos se mantendrán hasta este domingo.

En 2018 se decomisó en Tungurahua 200 kilogramos de palma de cera. (I) 

WhatsApp Consultanos en WhatsApp