La vías: Baños-Puyo, Ulba-Viscaya, ecológica Santa Rosa, Cahuají-Pillate-Cotaló y Patate-El Triunfo, son algunas de las carreteras más afectadas durante el temporal lluvioso en la provincia de Tungurahua.

Los daños más frecuentes son el taponamiento de calzadas por deslaves, destrucción de sistemas de drenaje y señalética, así como hundimiento de mesa.

Así lo dio a conocer Leonardo Tenelema, analista y delegado de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR). “Año tras año, estas emergencias se presentan con frecuencia entre enero y marzo. Principalmente en la carretera que une a los cantones Baños de Agua Santa y Pastaza, debido a la vulnerabilidad de los taludes que la cubren”, explicó.

Frente a esta situación  los planes de contingencia en cada uno de los cantones y parroquias donde se encuentran estos sistemas viales, se encuentran listos.

Entre ellos el cantón Baños de Agua Santa. “Nuestro personal y maquinaria están cerca al punto más crítico de la vía que une al cantón con Puyo, allí expertos en el tema hacen inspecciones cada día”, señaló el alcalde Marlon Guevara.

De forma complementaria el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) tiene su plan de contingencia en caso de emergencias viales.

“Una excavadora, una moto niveladora, tres volquetas, una patrulla de caminos y dos vehículos livianos, son algunas de las herramientas con las que contamos”, señaló Alexandra González, directora provincial del MTOP.

Al momento las cinco vías se encuentran despejadas y sin contratiempos, no obstante están siendo vigiladas permanentemente por las cámaras del ECU-911.

El mismo procedimiento se aplica en carreteras como Pujilí-La Maná, Riobamba-Pallatanga y Vía Flores, esta última en Ambato.
“Allí suelen ocurrir deslizamientos de tierra en los que se afectan plantíos, criaderos de animales y viviendas. Por ello los equipos camineros de los municipios se suman a esta tarea”, concluyó Tenelema. (I)

Call Now Button
WhatsApp Consultanos en WhatsApp