A 10 días de haberse inaugurado el parque inclusivo en Riobamba, las autoridades reportaron que vándalos dañaron los juegos e incluso se sustrajeron el asiento diseñado exclusivamente para una persona con más del 80% de discapacidad.

El pasado 29 de marzo y con una inversión que supera los $60 mil, el Municipio de Riobamba, a través de la dirección de Protección de Derechos, entregó a la ciudadanía el primer parque inclusivo de la zona 3, que involucra las provincias de Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo y Pastaza.

El estudio para construir este parque nos tomó un año, lo realizamos con especialistas con el objetivo de que pueda ser usado por un niño o adulto con discapacidad, y pueda soportar el peso y se suban con seguridad”, señaló María Judith Sánchez propietaria de la empresa Laboratorio de Juegos.

El parque contaba con 11 actividades, una sección de este era para columpios, en el cual podía subir una persona en silla de ruedas e impulsarse por sí misma o con la ayuda de su cuidador.

Mientras que el otro era similar al que se utiliza en los automóviles para transportar niños, y fue diseñado para personas con discapacidad del más del 80%, cerrado en su totalidad para balancearse. Este objeto fue desenganchado de sus seguridades, cortado y robado.

“Estamos apenados por esta situación, actos como estos demuestran el irrespeto a los derechos de los demás, se realizará una investigación al respecto” indicó Fernando Vaca jefe de la dirección de protección de derechos del Municipio de Riobamba.

Los demás juegos fueron cortados en su varillas, pateados y partidos, por lo que la ciudadanía se mostró molesta ante estas acciones. «Es triste ver cómo no se cuida de nuestra ciudad, son cosas que servían para todos y ahora hasta se roban las cosas, necesitamos más seguridad, el parque se vuelve cantina los fines de semana”, indicó Kevin Cevallos ciudadano.

La emoción de los niños con discapacidad fue evidente el día de la inauguración debido a que muchos nunca habían subido a estos juegos, pero ahora su perspectiva de seguir disfrutándolos se quedó estancada.

“Mi hija tiene 15 años, toda su vida ha estado en silla de ruedas y es la primera vez que podía subirse a estos juegos, me da tristeza ver como no les importa a esta gente y se llevan lo que es de la ciudadanía”, manifestó Laura Vimos.

Las autoridades solicitan que si alguien tiene información sobre este acto de vandalismo se comunique con la Policía o través del 1800 DELITO. (I)

WhatsApp Consultanos en WhatsApp