Con una inversión de $ 26,1 millones, la municipalidad de Ambato edifica la planta de tratamiento de aguas servidas en el sector Las Viñitas, al norte de la ciudad.

El proyecto, que tiene 96% de avance, empezó en julio de 2016 y tiene como objetivo quitar la carga contaminante de los fluidos cloacales de la urbe.

“De esta forma aportamos con la preservación de las cuencas del afluente. El objetivo es devolver las aguas totalmente purificadas y de esta forma cuidar la salud de quienes residen cerca así como de los predios agrícolas que se benefician de estas aguas”, dijo el alcalde Luis Amoroso.

La planta cumplirá al menos seis fases de purificación hídrica. Estas son: sedimentación primaria, recirculación, almacenamiento de lodos, digestión anaeróbica, captación de gases y deshidratación de fangos residuales.

También contará con un sistema efectivo de control de malos olores, a fin de no alterar la vida de quienes residen y laboran cerca. “Si bien pocas familias vivimos en las proximidades de la planta, las piscinas de descontaminación es un tema que nos preocupa.

Los técnicos del Cabildo nos han explicado que los mecanismos de purificación son muy efectivos y que no dejan rastro”, comentó Israel Basantes, habitante del sector Las Viñitas.

A más de ello mediante un moderno y ecológico sistema de filtración la central obtendrá lodos activados (abono orgánico) aprovechables.

De igual forma se prevé utilizar los gases resultantes de la actividad descontaminante a fin de generar energía eléctrica. “La capacidad de tratamiento de la infraestructura es de 65.664 metros cúbicos de agua por día, minimizando el actual impacto ambiental y previniendo enfermedades gastrointestinales de los habitantes”, agregó el alcalde Amoroso.

Los agricultores del sector planifican la inauguración de un enorme vivero en el que se cultivarán hortalizas, frutas, verduras, semillas y tubérculos, una vez inaugurada la central. (I)

WhatsApp Consultanos en WhatsApp